Mes: diciembre 2011

Coartada

Toda la literatura cabe en un bolsa de mercado


El último día del año que atiendo público

Las personas felices no tienen historia

 

Fondo Blanco

De mi boca no salió

Sortilegio

Una mala actriz difiere poco de un terrorista

Stanislavsky

Pelotón de fusilamiento

Nadie escapa a su cartelera

Cosmonautas

 

 

 

 

 

 

Culpable o Inocente

Mi Ciudad (Guevara – Favero)

Me gané una cafetera!

No sólo Eva busca a Juan

Misericordia

Casa de ropa en Le Marais

Picaporte genealógico

La casá de Memé en París.

Un Oso de Dos Metros

Las lilas no están muertas. Aznavour se equivocó.

Radano jardinera.

Instalación espontánea

¿Ya le escribiste la cartita a Papá No-es?

Incompatibilidad de caracteres

4 + 2 + 7 + 3 + Pindanoten + een drankje = 10,10 €

Warmoestsraat 85

Hoge Stoofpot

 

20 de diciembre 2001, diez años después

Devolver a la escritura la emoción del lenguaje hablado, ventilando el olor a podrido que levanta el cadáver de la lengua.

LOUIS-FERDINAND CÉLINE

“Conversaciones con el Profesor Y”

Het huis van Emilio

Emilio

Hermano Biotecnológico de Roberto Kehrig Gaggioli

Prótesis cultural

Exocerebro

Plasticidad neuronal

Nadie escapa a su repertorio

Nadie escapa a su geografía

La ciencia moderna tiende cada vez más a trabajar con lo invisible

” Op  Oloop” de Juan Filloy

Te quiero con ganas, cada mordisco de esta manzana

Vidriera en Le Marais

Ravioles con bolognesa

El último semáforo

Venecita

Memorabilia criolla

De cacería por el Centro Pompidou

El talón de Kehrig

Damocles sin espada

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si continúo viajando en colectivo, un día de estos moriré de incomodidad

I’m completely dead to decency

T. E. Lawrence

Ozono

Último Round

Ella sabe

Roberto recibió a Florcita Criolla

Cajete policromo en soportes almenados

Celuloide

Nada humano me es ajeno

Pulgar

 

 

Cicatriz

Blancarrota y los siete acreedores

AlterDiego

Mondadientes Imperiales

Place de la Concorde

Uñas verde mosca

No soy tus pantuflas, ni el séptimo de caballería

Sólo mis empanadas


Hoy, al salir de un ensayo, ví como una empanada de carne ayudaba a un ciego a cruzar la vereda.

Fue en Juan B. Justo y San Martín. Y sé que era de carne, por el repulgue.

¿La empanada le habrá dicho al ciego: “voy vestido de empanada”?

Digo, porque a lo mejor, el hombre notaba que la voz venía atravesada por una tela, un filtro, una mampara.

O tal vez, no. Con el ruido de los coches, no sabía que estaba experimentando la antiquísima solidaridad que los bocados criollos tienen para con los humanos. Aunque éstos, claro, sean dentados.

Como sea. Que me arrepentí de no llevar una cámara fotográfica conmigo en ese instante.

Así que a partir de ahora, en este blog: sólo habrá fotos de mi autoría.

Hoy, que cumplimos un año en internet, me propongo testimoniar la bitácora pero tan sólo con fotos propias.

A ver si puedo cumplir…

La vida sin párpados

http://www.diegokehrig.com

DIEGOKEHRIG.COM ¡Primer Aniversario!

Guardián

Bruno Gillot en la Librería Proa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Once kilos de queso brie

No sólo de libros vive un oso.

Donde termina un rabo y se inicia una almohada

Perritos en loop in the República de la Mouth

Doce meses en tres minutos cero nueve

Vivaldi

Pero no basta ser valiente para aprender el arte del olvido.

Una rosa te desgarra. Y te puede matar… un bizcochuelo.

(J.L.B., casi)

El segundo vaso de leche

Que sin el fuego, el pan sería la harina. Y sin la muerte, el fuego es la ceniza

En mi boca el Diablo cocinó, la Biblia que Dios merendó

¡Semana de festejos!

7 de diciembre de 2011

Primer Aniversario de http://www.diegokehrig.com