Moria Karénina

IMG_9530

Tener una quinta.
Llamar Evita a una caniche.
Conservar impecable al Taunus.
Soltar de vez en cuando la palabra: “surmenage“, “África-look“.

Darle a la porcelana fría categoría de repostería, religión.
¡Viva el pitucón!

Comprar quesos en la ruta, “porque los hace una familia muy limpita.
Conversaciones enteras sobre el papel glasé: “porque ahora viene metalizado.

Vaciar la caja TDKs traídos de Guarujá.
Un domingo entero grabando enganchados con sonido ambiente.

El dúo Candela (porque son de Lanús)
Manuela Bravo.
Pasearse con una bufanda escocesa por el nuevos jardines de ATC.

Salvar delfines, pandas.
Criticar en los ascensores: “El Administrador nos roba
Mandar los chicos a judo.

Reemplazarle sistemáticamente a Rolo la manteca por margarina.
Dibujar una carita en la arena.
Los días de lluvia ir hasta San Bernardo a comprar pulloveres.

Tener diptongos recortados, para hacerlo practicar al menor en la playa.
La Señorita se lo dijo clarito.
Es esto, o repite.
Basta de Disco Rojo, gastan un platal en fichines.

El crochet es un gran compañero.
Siete cuellos.
Me los querían comprar en la feria.
Piba“, me decía el hippie. “Dejámelos, y después te llevas una carterita.
De las chicas.

Eso es un sobre“, le dije.
Cartera es con correa para llevarla al hombro.”

Siete cuellos por un sobre.
¡Me revientan que me quieran explotar!

Para eso, los llevo a lo del Hermano Miguel.
Porque ¿sabés que me dijo el cura de Caacupé?
Más que cuellitos, necesitamos el torso completo.
¿Qué hago con esto?
Terminalos, y después tráemelos.
Y con manguitas.
Que es para el frío, y no para ir a un desfile a la Ciudad Deportiva.

Me dio una furia.
Lávese la sotana.
Y dígale a las monjitas que lo dejen al sol
para que le saque el olor a humedad.

No quise decirle chivo, porque me pareció mucho perderme el cielo por un curita milico.

Son una casta.
Se manejan como si fuéramos un pan dulce, en marzo.
Secas. Y con la fruta pasada.

Por dentro lo reputeé.

Después a la noche me mandé tres Padrenuestros y un Avemaría.
Miento. Siete, uno por cada cuellito.
Siete, por cada puteadita.

Pero Dios me castigó, ¿sabes?
Sí, porque se me pegó la costumbre.
Ahora cada punto del crochet, es un insulto que le meto al salesiano.

Cosas chicas, puteaditas picaronas.
“Socarrón”, “Carcamán”, “Badulaque”.
Cosas así. Veniales veniales.

Pero si le llega la mitad de mis maldades,
a fin de año termina en el Retiro de Córdoba reponiéndose de los nervios.

Bandido“, “Sotreta“, “Babieca“, “Papanatas…

Con esto de las puteaditas ya me mandé dos gamulanes -uno verde y otro rojo-, tres saquitos escote en V, media docena de guantes, unas orejeras para el frío. Y hasta el Bobby ligó una capita.

Magia.
Con lo que me ahorré este invierno en los uniformes de los chicos,
me compré una cartera de cuero cuero.
Con los zapatos haciendo juego.

Con manija doble.
Me la puedo cruzar. Es de las que se ajustan. ¡Y no un sobre!

Mi marido dice que este verano haga sombreros, que salen mucho.
Vamos a ver a quien puteo.
Porque todo no puede caer sobre el padrecito.

¡El que no salta es un inglés!
¡El que no salta es un inglés!

La Thatcher ahí tenés.
Voy a hacer una bandera para la Escuela de los chicos
Gran Malvina y Soledad, a crochet.

El archipiélago de Sandwich del Atlántico Sur lo tengo terminando.
Empecé por las más, total son chiquitas.

¿Querés un té con sanguchitos?
Como Pastorino, tal cual. Vos sabes que pienso mucho en Sandrini cuando tejo la Isla mayor.
Y yo quiero putear a la Margaret,
pero se me cruza, con esa voz gangosa que tenía.

Debe ser por eso que chocó con el Ford.

Salió en las revistas.
“Me salve raspando…”

La casa es grande, y el orto que tuviste Luis: mucho más.

Dejame, que después me sugestiono.
Tita siempre lo quiso mucho más.

¿Vos creés que le llegó por mis puteaditas?
¡No me digas así!
Me hiciste perder el punto.

Tener una quinta.
Llamar Evita a una caniche.
Conservar impecable al Taunus.
Soltar de vez en cuando la palabra: “surmenage“, “África-look“.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.