Rond Point

Desde 1978 quería entrar, y nunca lo hice. No se por qué.
Desde que Rolo Puente y las chicas de Sofovich decían que se encontraban ahí a tomar a whiskies. Las aspirantes a famosas, los cómicos que salían de grabar. Me parecía que ahí estaba todo. La joda loca. En frente a ATC: el Rond Point.

Finalmente, ayer con el Doctor Sveda decidimos entrar.
Y ni whiskies ni starlets: dos licuados de banana y unos niños maleducados corriendo entre las mesas.
A los 15 minutos, salimos rajando.

Nada para recordar, excepto el artificio de estas fotos.