Hoy a la salida de mi trabajo me lastimé el dedo. Con el pulgar además, marco el presentismo. Y por supuesto no puedo evitar pensar en el ME GUSTA de Facebook. Con un cuerpo psicoanalizado como el que llevo, la de pensamientos feroces que tuve mientras me desinfectaban la herida. Al llegar a casa vi Superman.