Mes: marzo 2020

Corona virtud

María Aureola Bisutti

Y lo tomo sin sorna porque así pega más pega más

Con paciencia de abuelita, durante la última década retraté mi vida ignota. Me propuse construir una bitácora donde bailan el ego y el pudor un vals, la mayoría de las veces fuera de tempo. Le sumé además, a cada imagen una didascalia. Un epígrafe que subraye o destruya al mensaje. Y a esta combustión la bauticé: fotografía transtextual. Ahora, con intención de publicar un libro sobre mis vacaciones, inicié una selección. Pero en tiempos de Coronovirus exhibirme ya no fuera del país, sino del balcón, es por lo bajo una imprudencia. Pero la pulsión atraviesa, y por más leve que sea la hendija los proyectos continúan brotando. Así que a partir de ahora una melancolía instantánea correrá por los pasillos de este blog. Añorando los lejanos tiempos de la libre circulación, continuaré compartiendo imágenes de tierras lejanas pero de tiempos cercanos. Cercanísimos. Por si les interesa, «De trip corazón» o «Viajes son los trapos» son los dos títulos que por ahora ganan para llamar al libro.

Tengo toldo excepto a ti

Ahora y Siempre

Soy lo que quise ser

Documental sobre José Martínez Suárez

A ver si así lo entienden…

Cuarentena

No lo padezco. Incluso lo disfruto. El encierro no es una dificultad para mí. Al menos el que elijo, claro. Cuando viajo, durante largas jornadas me quedo adentro. Cuestión de gustos. Deformación profesional, tal vez. En mi trabajo estoy en contacto con mucha gente. A veces demasiada. Por lo que practicar mi ermitaño, me relaja. Me inspira. Pero ahora que acovachados estamos todos, y en estas circunstancias, la tendencia es ocuparse. Ocuparnos. ¿Distraernos? Personalmente tengo entre manos algunas alegrías literarias por delante. Terminar de redondear algunas, y arrancar con otras. Soy juguetón. Hace años renuncié a la clasificación de artista. Yo hago juguetes. En forma de fotos, en forma de textos, en forma de páginas web. Pero son eso: mis chiches. Durante esta cuarentena pondré énfasis en el pudor. Sí, ante la paradoja de la exposición más que la vanidad, siempre logra ganarme la vergüenza. Y eso también es raro. Tal vez en estos días aprenda, y pueda hacer mío por fin al equilibrio. Iré fotografiando mi rutina en 44 metros cuadrados. A ver quién gana.

No doy conejos ni los pido

Paraguachito

Mensaje subliminal: «Corte Taza-Taza: cada uno a su casa»

Caí como un chorlito!

Fake new

Alcohol en help!

La vacuna ya existe, es quedarnos en casa

El save ocupa lugar

La free shop mueve montañas

Aeropuerto Arturo Merino Benitez

Yo quiero star en mi ciudad

Macy´s

Soy esa extraña Aduana que está dispuesta a vencer

Aeropuerto Jorge Chavez

Que te calles y te avenides

Con el Tudor de tu frente

No hay peor Diego que el que no Kehrig ser

Alimentos

Regreso en plato volador

Y un día había que volver

Me dicen que tengo que multiplicarlo por 62 y luego sumarle 30

Murray Hill