Texto

La Fernet es lo último que se pierde


La Fernet mueve montañas.
El ahorro es la base de la Fernet.
Al final, lo primero es la Fernet.
20.000 Fernets de viaje submarino.
Volver con la Fernet marchita.
La comezón del séptimo Fernet.
La Fernetcilla domada.
Fernet 451.
El dinero no hace la Fernet, pero calma los nervios.

La dolar está de fiesta (con inspirados aportes)

Berlín, 2017

Dólar don Pepito. Dólar, don José.
El Pato Dólar.
Dólar Rosita, la soltera.
Matar dos pájaros de un dólar.
Ni el dólar del final te va a salir.
El retrato de Dólar Gray.
Más dólar que las gallutas.
El pez por el dólar muere.
El dólar que me quieras.
Aunque el dólar se vista de seda.
El dólar metió la cola.
María Magdadólar
Las armas las carga el dólar.

Y los inspirados aportes de:
María Celia Aguilar: En esta foto parece que tuvieras un dólar de muela.
Paula Ambar Battagliano y María Cinta Rosello Labatut: Más vale dólar en mano, que cien volando.
Miquel Navarro: Por un Dólar que mate.
Luli Benítez Vargas: A dólar regalado no se le miran los dientes.
Paula Ambar Battagliano: Lo que el dólar se llevó.
Maite Gutierrez Merino: El que a dólar mata a dólar muere.
Maite Gutierrez Merino: Santísima Virgen de los Dólares ten Piedad de nosotros
Francisco José Caula: ¡Dólar, listos, ya!
Diego Gopen: Dolareee oh oh…
Laura Jaul: Doláre oh oh, cantáaare oh oh oh oh…..
Miquel Navarro: ¡Juro por este Dòlar que nunca mas pasare hambre!
Juanita Sánchez: Sólo sé, que el dolar sé”…. ¡fue a la mierda!
Ricardo Martínez Paz: No dólares por mí, Argentina!
Maite Gutierrez Merino: Caperucita roja y el Dólar feroz
Maite Gutierrez Merino: Humprey Dólar

Si así no lo hiciera, que el dólar y la dólar me lo demanden.

LA SALÚD DE NUESTROS HÉROES

Javier Bardem, NY

Dumbo es afilador de pianos.
Daisy fue nombrada empleada del mes en un Mc Donald de Constitución.
El hombre araña es boletero en Temaikén.
Y Pinocho puso una playa de estacionamiente.

Harta de requisitos, Cenicienta se ha vuelto zapatera.
Blancanieves vende frula en la 1-11-14.
Gasparín se pegó un palo con la moto y ya no está entre nosotros.
Paturuzú almuerza con Luciano Benetton.
Y San Martín reparte chanchos a domicilio.

Joan Miró

La foto no es mía.

La furgoneta se subió a la Rambla e hizo el desastre asqueroso que hizo, pero cuando llegó al mural de Miró, chocó contra una columna y se detuvo. No puedo no pensar en Miró. En su energía. En su freno. Seré ingenuo o romántico. Pero ahí está Miró “sosteniendo lo que amamos”, como me dijo mi amiga Delia Cancela.

Aquí no estoy (Versión libre de “Don´t fence me in” de Cole Porter)

img_2316

En mi boca el Diablo cocinó
la Biblia que Dios merendó,
cuando el infierno duerme en un sillón
niega Freud su camisón

La sombra engaña a su imán
en mi mano está el disfraz,
aquí no estoy

Junto a Alicia, la infiel,
el espejo atravesé
aquí no estoy

No hay suicidio en el sol
que apagarlo podría,
muerto el cazador
el oso se jubila,
nunca la mirada,
vendo la vitrina
aquí no estoy

No habrá timón que por un cuerpo de cristal
a mí me obligue a naufragar,
suelto el puñal con la astucia del milagro,
no me vengas a implorar

Claro que el dolor no será aliviado
muerdo la paleta, pero no el helado
Con el delincuente, nace su candado
aquí no estoy

II
En mi boca el Diablo cocinó
la Biblia que Dios merendó,
cuando el Infierno duerme en un sillón
niega Freud su camisón

Intenta el ciego ocupar de su jaula la mitad,
por soledad
El silencio será la navaja del rival
al gato aullar

¿De qué sirve golpear si tu cuerpo es un árbol?
subo a la cornisa, y con los pies de barro
libro el barrilete, pero no el pecado
aquí no estoy

Fue la distancia de tu anillo
que un camino amarillo despertó,
guardo la brújula del cuento
que este autor descuartizó

Crucé a Panamá, y aprendí cuando el mar no sueña
es primavera, y esta penitencia
ya no es esclava de mi periferia

Aquí estoy.